domingo, 15 de noviembre de 2015

TAMAULIPAS:80% DE DESAPARICION SON EN CARRETERA

NOTA DEL BLOG: NI PARA QUE COMENTE NADA AHÌ ESTA TODO

80% de las desapariciones en Tamaulipas se llevan a cabo en carreteras;”ni gobierno federal ni estatal los buscan”
Por:  / 12 noviembre, 2015
FUENTE REVOLUCION3.0

(12 de noviembre, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).- Los familiares y amigos de desaparecidos en Tamaulipas aseveran que la entidad vive una tragedia humanitaria. Actualmente, según cifras del Registro Nacional de Datos de Personas Desaparecidas, existen 5 mil 518 personas en Tamaulipas víctimas de este delito, a su vez es el estado con el mayor número de incidencias.
La mayoría de estos casos suceden principalmente en los tramos carreteros, los cuales conectan a Monterrey con Nuevo Laredo y Reynosa, aunque en lo que va del año, este delito se ha expandido a las distintas carreteras del estado, según información de la ONG Colectivo de Familiares y Amigos de Desaparecidos en Ciudad Victoria.

“El de Tamaulipas es un caso lamentable, porque todas las tragedias comenzaron con una guerra (contra el narcotráfico) que se ha ido prolongando por muchos años. Nuestra situación geográfica empeoró la situación, por la cercanía con Estados Unidos y el Golfo de México, así que nos convertimos en un campo de batalla.
Aquí ya no hay solamente dos cárteles, sino que se han desarrollado muchos más, pequeños, que no se dedican al trasiego de las drogas, sino que se han apropiado de distintas zonas, como municipios y colonias, pero principalmente carreteras. Estos grupos son de mayor peligro porque subsisten por medio del robo, cobro de cuotas y el secuestro y se han expandido tanto que pareciera que esta situación no tiene para cuándo acabar”, asegura a Revolución TRESPUNTOCERO el doctor en derecho penal Guillermo Gutiérrez Riestra y Coordinador del Colectivo de Familiares y Amigos de Desaparecidos en Ciudad Victoria.

Según explica el activista, el mayor problema al que se enfrentan las familias que buscan a las víctimas de ausencia forzada, es a la nula búsqueda del gobierno, “ni federal, ni estatal están buscando a alguien, hasta ahorita no hemos tenido una sola presentación con vida de ninguno de nuestros seres queridos, en innumerables ocasiones hemos pedido que nos ayuden a encontrarlos, que al menos nos presenten a uno, pero jamás ha habido la disposición de apoyarnos”.
Como Colectivo han investigado de forma particular los posibles destinos que han tenido sus familiares, asegurando que en gran parte de las ocasiones, los jóvenes principalmente, son ‘reclutados’ y empleados para distintas actividades, relacionadas con la trata de personas, el halconeo y el trabajo forzado en las Sierras de distintos estados, llamándole “la nueva esclavitud que se vive en el país”.
Gutiérrez Riestra asegura que las autoridades nunca le han dado respuestas de ningún tipo, el caso de Tamaulipas el gobernador jamás ha dialogado con ellos, lo que ha hecho es enviar en algunas ocasiones a su Secretario General o al Procurador, algunos elementos de la Marina y el Ejército o de la Policía Federal. “Pero nunca ha habido respuestas concretas, todas las denuncias que se han ingresado, que por cierto son muy pocas en comparación de la cantidad de desaparecidos, solamente sirven para abultar los expedientes, los cuales siguen engrosándose con comunicados a otras autoridades, sin información, con supuestas búsquedas que dicen que hacen en algunas regiones. Todo esto solamente es información documental, porque no los están buscando físicamente”.
Según el Colectivo, la cifra de desaparecidos es incuantificable, no tienen datos exactos pero aseguran que el número no coincide ni cercanamente a la información aportaba por la parte oficial. Gutiérrez afirma que según informes de un Ministerio Público, se han llegado a recibir a diario hasta 40 denuncias por desaparición forzada, siendo 2010 y 2011 los años con mayores cifras, éstas solamente han sido archivadas como actas circunstanciales; “si hacemos un conteo, estamos hablando de más de 20 mil desaparecidos en una región, en solo dos años, cuando las cifras oficiales aseguran que solamente hay poco más de 5 mil casos.
Es por eso que Tamaulipas ocupa el lugar número uno en desapariciones forzadas, nosotros como familiares dudados de la cifra oficial, porque somos quienes estamos buscando a nuestros desaparecidos. Es preciso mencionar que un 80 % de las desapariciones forzadas suceden en carreteras”, asegura el activista.
Lo anterior explica, sucede porque en los municipios grandes existe mayor vigilancia, dejando así las carreteras abandonadas, las cuales desde hace poco más de cinco años han sido tomadas por los pequeños cárteles, que se ubican en los cientos de brechas de todo el territorio de Tamaulipas, dichos grupos usan principalmente el secuestro que poco después se convierte en desaparición forzada, ya que en algunas ocasiones sí piden rescates, los cobran, pero los familiares jamás vuelven a ver a las víctimas.
“Las carreteras han sido campo de cultivo para estos grupos, son cientos que viven del secuestro y el robo, y teniendo un lugar donde proliferar las desapariciones van al alza, porque nunca serán investigados, mucho menos interceptados en sus actividades ilícitas.
Una de las circunstancias que respaldan este dato, es que hace dos años detuvieron a un criminal de los más peligrosos de la región, quien dio a conocer que ‘trabajan’ mejor en las carreteras, además al detenido se le interceptaron poco más de 60 credenciales de elector, que estaban acompañadas por las licencias de conducir, pertenecientes a personas que viajaban en las carreteras”, añade Gutiérrez.
Una de las circunstancias que marcan la diferencia entre los conductores normales y los empleados del gobierno de Estados Unidos que laboran en Tamaulipas, es que los segundos tienen un “toque de queda” y restricciones que les prohíben viajar por carretera a determinadas zonas debido a los riesgos que implican los robos y secuestros, según el Departamento de Estado.
Desde enero pasado el Consulado estadunidense en Matamoros alertó a sus ciudadanos y empleados sobre una serie de secuestros y desapariciones que se cometen en las carreteras. Por el contrario, el gobierno estatal en lo que va del año no se ha pronunciado y no parece ser que lo haga o que tenga intensiones de mantener alguna reunión con los familiares.
Por su parte las familias aseguran que la inseguridad se produce en las carreteras porque solamente existe una “breve” vigilancia en las mañanas y por las tardes, esto se visualiza en una caravana compuesta de algunas patrullas de la Policía Federal, quienes dan acompañamiento a quienes logran transitar en el horario que estos elementos se encuentran en algunos puntos carreteros.
“La ciudadanía debe tener mucho cuidado al transitar por carreteras de Tamaulipas, porque además de estar abandonadas, se han presentado muchas quejas que demuestran que cuando las patrullas llegan en caravanas, manejan a exceso de velocidad por lo cual en gran cantidad de ocasiones los conductores no logran alcanzarlos y siguen manejando desprotegidos”, refiere Gutiérrez.
El activista asegura que el Comité seguirá manifestándose, porque su situación es grave y desesperante, su misión ha sido desde hace años concientizar y dar a conocer a la población “el drama que está viviendo el país, las víctimas y los familiares de las víctimas”. “Ya son miles los que conocen el dolor de perder a una persona de esta forma, por eso para nosotros es una estupidez lo que declaró (aunque ya se retractó) el gobernador de Nuevo León al decir que las personas desaparecen por ‘algo’, es una estupidez porque no existe un tipo de persona, se llevan a muchos y a todos, seas inocente o no”, afirma Gutiérrez.
El activista perdió una hija en 2011, Raquel Gutiérrez Ruiz tiene (o tendría) hoy 19 años. Aquel año fue uno de los más críticos para Ciudad Victoria, “en esos momentos dominaba el cartel de los Zetas, el más violento de México, inicialmente cuando se desató la guerra hicieron levantones, secuestraron a muchos jóvenes para llevárselos para que sirvieran en la guerra.
El día que mi hija desapareció, ese mismo día desaparecieron 60 jóvenes más, era algo de todos los días, en el momento que los levantaban, en ese momento los sacaban de Ciudad Victoria. Ella desapareció con otros dos amigos, un operativo llegó, los vio en vía pública, los interceptaron, los subieron a la fuerza, los amarraron y se los llevaron, igual lo hicieron con la mayoría de los desaparecidos, entre 2010 y 2011, y como ellos controlaban las policías, no había quien auxiliara al pueblo, porque normalmente quienes dirigía los operativos eran elementos de las policías de tránsito ministeriales y estatales”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada