miércoles, 25 de noviembre de 2015

¡A FCO.LO DESAPARECIÒ SEDENA! RASTREADO POR GPS EN TAMPICO

NOTA DEL BLOG: 
 MUY IMPORTANTE AMIGOS ¡¡¡SI TE LLEGARA A DETENER  ALGUNA AUTORIDAD ¡ GRITA Y HAS QUE MUCHAS GENTES TE VOLTEEN  A VER Y PIDE QUE TOMEN FOTOS DE LOS QUE TE ESTÀ PASANDO!!! 
...ESA ES UNA REGLA NO ESCRITA QUE UTILIZAN LOS ACTIVISTAS 
HA SALVADO VIDAS Y YA NO TE DESAPARECEN TAN FACILMENTE ...AL MENOS EN ESA OCASION


 ESTO ES MUY GRAVE FRANCISCO NO TENIA NEXOS CON LA DELINCUENCIA ORGANIZADA  ..NO TENIA PORQUE DETENERLO LA SEDENA ...DESGRACIADAMENTE ESTE HECHO NOS COMPRUEBA QUE EL EJERCITO MEXICANO A SI COMO OTRAS DEPENCIAS FEDERALES DE SEGURIDAD ...YA ESTAN ACTUANDO COMO DELINCUENTES SECUESTRANDO Y DESAPARECIENDO GENTE ......YA HABIAMOS COMENTADO QUE EN MUCHOS DE LOS CUARTELES HAY INCINERADORES DE GRAN POTENCIA PARA DESHACERSE DE LA BASURA QUE GENERAN ...NO LES CUESTA NINGUN TRABAJO "DESHACERSE DE OTRAS COSAS"
******


************

Por GPS, rastrean a desaparecido hasta cuartel militar en Tamaulipas


Por GPS, rastrean a desaparecido
hasta cuartel militar en Tamaulipas. FOTO: DARIO URIBE/CUARTOSCURO.COM
El 7 de febrero de 2015, el ingeniero Francisco Herrera Rivera salía de un cajero automático en Tampico, Tamaulipas, cuando fue interceptado por una patrulla militar que, sin más, le requirió su credencial de elector, alegando una revisión de rutina. Los militares, narró el ingeniero a sus hermanos algunos días después, le tomaron una foto a su credencial y luego lo dejaron partir. “No lo vio como algo grave, incluso, bromeó al respecto”.
Pero diecisiete días después, el 24 de febrero, a las 7:15 horas, Francisco fue raptado al de salir de su casa.
Una cámara del C4 de Tampico registró el secuestro. “Cuando se lo llevan, la cámara los sigue, lo que demuestra que alguien estaba controlándola, viendo lo que sucedía”, narra Víctor Herrera, su hermano, “pero no dieron aviso a nadie”.
Aunque el ingeniero vivía solo, su familia pudo identificar su ausencia el mismo 24 de febrero, debido a que antes de llegar al trabajo, Francisco solía estacionar su camioneta en casa de su mamá, ubicada a poca distancia de su centro laboral. Al no hacerlo, y luego de que pasaron varias horas sin que lograran contactarlo, se convencieron de que algo le había sucedido.
Decidieron entonces rastrear su teléfono a través de un servicio personal de GPS, el cual ubicó el aparato dentro de un cuartel militar, el del 15o Batallón de Infantería, en la misma ciudad de Tampico.
Según este reporte, ese era el punto en el que se encontraba el teléfono la última vez que fue activado, siendo las 9:38 horas del 24 de febrero, es decir, dos horas y 23 minutos después de que el secuestro de Francisco fuera captado por las cámaras de seguridad pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada